La respuesta masiva frente a la crisis de refugio en el Mediterráneo el 2015, deja paso a una recuperación sostenida de los recursos gestionados por el FCCD.
 

A partir del año 2012, se observa una tendencia de recuperación de los fondos de cooperación municipales, tras la caída provocada por la crisis económica. La respuesta masiva que los ayuntamientos catalanes dirigieron a la emergencia de refugiados / as en el Mediterráneo, provocó que el presupuesto con el que contaba el FCCD en 2015 se situara cercano al máximo de todo el periodo, distorsionando en cierto modo la imagen de conjunto.
La evolución posterior muestra cómo se van recuperando los recursos para la cooperación internacional desde los municipios, incluso descontando el efecto que tiene la ayuda humanitaria. En 2018 prácticamente han alcanzado el nivel presupuestario del 2010, especialmente en el resto de líneas de trabajo.