Se constata una progresiva recuperación de la inversión en solidaridad desde todas las administraciones públicas catalanas a pesar de que las cifras de inversión todavía quedan lejos de las de antes de la crisis

Durante el periodo 2015-2018 se constata una progresiva recuperación de la inversión en solidaridad desde todas las administraciones públicas catalanas, aunque las cifras de inversión todavía son lejos de las de antes de la crisis. Todos los actores registran un incremento bastante continuado durante los últimos tres años, con un salto cualitativo muy importante en 2017 en que la ACCD prácticamente multiplica por tres su inversión, en lo que supone el primer signo de recuperación tras los recortes del presupuesto de cooperación de la Generalitat de los años precedentes. En el mundo local este incremento es más moderado, debido en buena parte a que los recortes también fueron más moderadas. Los fondos invertidos por el Ayuntamiento de Barcelona, Diputación de Barcelona y por el conjunto de entes locales vía FCCD crecen de manera sostenida durante todo el periodo. En el gráfico se observa una bajada de la inversión del conjunto de los entes locales vía directa el 2018, pero es probable que ésta sea consecuencia de la no disponibilidad de los datos relativos a 2018 de algunos actores importantes (Lleida, Girona, Sant Quirze, entre otros) y que este retroceso sea en realidad o muy moderado o inexistente.