La cartografía de la inversión por habitante de los municipios catalanes, nos da también una muestra de la ultimación del reto de alcanzar el simbólico 0,7%.

El 0,7 i la inversió per habitant i per municipi