Drets Humans

Inaugurada en Rubí la octava Edición del proyecto Ciutats Defensores dels Drets Humans (Ciudades defensoras de los DDHH)

El acto contó con la presencia de seis activistas de diferentes partes del mundo que presentaron brevemente la difícil situación en sus países de origen.

01 April 2019
Autor

La bodega cooperativa de Rubí acogió este domingo 31 de marzo el acto de inicio de la octava edición del proyecto Ciudades Defensoras de los Derechos humanos. Desde el lunes 1 de abril hasta el 6 de abril, seis activistas de derechos humanos, procedentes del Sahara Occidental, el Salvador, Colombia, Camerún e Italia visitarán once municipios catalanes para participar en charlas, coloquios y encuentros de incidencia política y de sensibilización sobre los derechos humanos básicos y hablar de la difícil situación de sus países de origen.

En el acto, los seis activistas de diferentes partes del mundo presentaron brevemente la difícil situación en sus países de origen. El acto contó con la intervención de los representantes de las instituciones promotoras de la iniciativa que son Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo (FCCD), la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado, el Instituto Derechos Humanos de Cataluña y el Instituto Catalán internacional para la Paz.

A continuación, el secretario del FCCD, Isidro Pineda, aseguró que esta nueva iniciativa de las ciudades defensoras «renueva, a escala local, nuestro compromiso con los derechos humanos» en la que será una semana importante con más de 100 actos que quieren «concienciar» pero también fomentar «la cooperación y el diálogo». Pineda también denunció que la vulneración de derechos básicos "también sucede en Cataluña y el Estado español». En este acto también intervinieron Estela Pareja, directora de la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado, Carmen Gual de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo y la alcaldesa de Rubí, Anna Maria Martínez.

Los 6 activistas que se ha invitado en esta edición de primavera también hicieron una breve intervención. Amanda Quijano, defensora de los derechos de las mujeres y miembro de la Colectiva Feminista del Salvador, explicó su lucha de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en un país donde este año ya se llevan 79 feminicidios y donde se puede ser encarcelada por abortar. La también salvadoreña, Candy Chévez, explicó el proyecto de la Orquesta de Cuerdas donde participan mujeres privadas de libertad y reivindicó el poder transformador del arte y cultura.

Edda Pando, defensora de los derechos de las personas migrantes en Italia y presidenta de la asociación Todo Cambia, denunció el silencio ante las migraciones y como "la externalización de las fronteras está provocando muchas muertes", lo que se silencia. El defensor de los derechos del pueblo saharaui, Hassana Aalia, refugiado en el País Vasco, denunció el bloqueo informativo y las graves vulneraciones de los derechos humanos que hace Marruecos y «que son el pan de cada día".

Desde Colombia, Leonard Rentería, poeta, rapero y activista que trabaja para fortalecer las comunidades afrodescendientes de Buenaventura, defendió unos derechos humanos universales, "Tenemos que trabajar todos los días sin descanso hasta que cada niño en el mundo tenga el derecho a vivir en cualquier lugar del mundo» dijo. El acto lo cerró Sonia Mankongo, defensora de los derechos de las mujeres y niñas en Camerún, que defendió que la educación puede empoderar a las mujeres en un país donde formarse «sigue siendo un privilegio para aquellos que tienen dinero, de la mayoría étnica y de los hombres».

Hasta el día 6 de abril, las personas activistas participarán en diversas actividades en Caldes de Montbui, Cornellà de Llobregat, Mataró, Mollet del Vallés, Reus, Rubí, Sabadell, Sant Feliu de Llobregat, Tarragona, Vilafranca del Penedès y Vilanova y la Geltrú.

El acto terminó con una visita a la exposición «Sahara Visible» que se ha realizado en la Escuela de Arte y Diseño Edra de Rubí que quiere establecer lazos de cooperación con el Sahara.